Radio Hola-Atizapán Escucha en alta fidelidad Entrar

“Fue mucho tiempo en la cárcel, aunque parecieran dos días”: Jacinta

La casa de Jacinta Francisco Marcial, madre de cinco hijos y abuela de ocho nietos, siempre está cerrada, pero se abre cada tanto para recibir lo mismo a universitarios que quieren hacer una tarea, que a periodistas que desean entrevistarla, o a personas que simplemente van a conocerla.

Jacinta trata de recibir a todos sus visitantes en la casa ubicada a la orilla de la carretera que va del municipio de Amealco de Bonfil, en Querétaro, a la Ciudad de México, pero no siempre puede hacerlo porque toda la semana trabaja. En época de calor vende aguas frescas, paletas y helados, y en época de frío todo tipo de dulces y frituras.

INDI

De apenas metro y medio de estatura, esta mujer se ha dedicado a la venta desde que era niña, pero interrumpió su oficio en 2006, cuando la Procuraduría General de la República (PGR) la acusó de secuestrar a seis policías de élite de la entonces Agencia Federal de Investigación (AFI). La indígena otomí recibió una sentencia de 21 años de prisión, de los cuales pasó 37 meses encerrada.

En entrevista, Jacinta habla del aprendizaje que le dejó este capítulo en su vida, mientras permanece sentada en el amplio patio de su casa, donde se observan cuartos de ladrillo sin decoración. Es un hogar que sigue construyendo y en el que habita desde hace unas tres décadas, cuando se casó.

Comments