Radio Hola-Atizapán Escucha en alta fidelidad Entrar

Quiere dejar en la ruina a su papá. “Por considerarme viejo sabe que pronto moriré y quiere quedarse con todo”

A pesar de sus 73 años de edad y de contar con estragos de un infarto cerebral, Guillermo Corte Díaz denunció hostigamiento sicológico por parte de su propia hija y un posible despojo de sus bienes. “Por considerarme viejo sabe que pronto moriré y quiere quedarse con todo”, detalló el afectado.

Corte Díaz lamentó que después de 40 años de vivir separado de su primera esposa, tanto su hija Lilia Ana Corte Angeles, como la madre de ella, Apolinia Angeles Villanueva, quieran despojarlo de sus bienes a través del tráfico de influencias de la hija, toda vez que Ana Corte es juez 4to. civil de primera instancia en el municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México.

“Lilia Ana trabaja a la par con su pareja Juan Carlos Colín Rico, juez quinto de lo familiar, lo que ocasiona que existan aún más armas y tráfico de influencias en mi contra, por eso mi denuncia ante la opinión pública, porque si eso hace con su padre, que no hará con la demás gente”.

Como ejemplo, en el Código Civil Libro 1, artículos 349 y 355, en su artículo 11, en relación a reclamaciones alimenticias dicta textual: “Los hijos deben respeto y obediencia a sus progenitores, y deben asistirlos, de acuerdo a su edad y capacidad económica, especialmente en caso de enfermedad, durante la tercera edad y cuando adolezcan de una discapacidad que no les permita valerse por sí mismos”.

Se agrega en el artículo que si los padres se encuentran en estado de ancianidad, se pondrá en conocimiento del defensor del pueblo y/o juez de lo civil del domicilio del anciano, el particular y éste de oficio la acción legal pertinente y fijará la pensión, tomando en cuentan las normas establecidas en el Código Civil y el Código de Procedimiento Civil que rigen para el efecto.

“Quieren aprovechar que me encuentro muy mal de salud y que he tenido recaídas, pero en su momento yo cumplí como esposo y como padre”, recordó el adulto mayor.
juez
En el lugar de trabajo de mi hija, señaló el afectado, laboran familiares directos e indirectos de ella y ante este tráfico de influencias podría salir perjudicado, lo cual por eso denuncio con anticipación.

Incluso, dijo Corte Díaz, existe la evidencia de que el pasado 4 de mayo falleció Jessica Corte Ángeles, a quien de manera alevosa le pusieron sus apellidos sin su consentimiento “porque yo no soy el padre biológico, otra prueba de que utilizan el poder a su antojo y de que la señora tuvo una hija fuera de nuestra relación, resaltó.

Por lo tanto, el septuagenario, quien tenía su domicilio en la Ciudad de México y por cuestiones de seguridad y salud tuvo que cambiar de residencia, solicitó apoyo y protección de las autoridades, toda vez que ha sido víctima de maltrato sicológicas y económicas por parte de su anterior familia.

Luego de que Apolinia Angeles demandó el divorcio donde pretende quitarle sus bienes y solicitar una pensión mensual de 25 mil pesos a pesar de que la separación ya estaba dada desde hace 40 años, el agredido ya formalizó otra familia a la cual no puede desproteger y de la cual es el único sostén de la familia.

Cabe destacar, y existen pruebas de ello, que aún separado de la demandante, Corte Díaz ayudó en los estudios, casa y alimento de los hijos que tuvo en común con Apolinia, a pesar de que ya habían cumplido la mayoría de edad, sin pensar siquiera, dijo, que años después quisieran arrebatarle lo que con esfuerzo y trabajo logró hacer durante toda su vida laboral.(a)

Comments